Ads Top

Otro que marcha Ralph Payano

Otro que marcha Ralph Payano

Hace una cuantas horas, cuando abordamos el avión para retornar a  New York de una Conferencia fuera de la Babel de Hierro, una llamada  entró a mi telefono,  informandome que indagara sobre el fallecimiento  de uno de los foto reporteros más importantes de la comunidad  dominicana en New York, el buen amigo Ralph Payano.

Nadie sabía a las 12 del día de este domingo la situación, o al menos no  se había confirmado, escribí antes del despegue lo que se decía y  compartí con todos una nota de Candida Ortega, periodista y amiga de  Payano que daba cuenta de la situación, luego un familiar cercano me  confirmó la veracidad de lo sucedido.

Venia rememorando en el avion las veces que nos vimos y hablamos, de  sus inquietudes y siempre tocamos el tema de Minerva de quien ambos  fuimos muy buenos amigos.

La ultima vez que le ví, fue después de un encuentro que sostuve con el  empresario Carlos Gomez en 809, caminamos juntos por Dayckman y  él me comentó que se sentía muy deprimido ultimamente y que había  perdido interés de todo, que la soledad le hacia estragos y que no tenía  muchos deseos de estar con los muchachos por la hipocresía y el  desamor que reina entre los comunidadores dominicanos.

Le manifesté que lo tomara con calma y que tratara de afianzar su  carrera porque era de los mejores, que tomara mi ejemplo y como yo  había decidido aislarme de todos porque no lo digiero a la mayoria.

Hoy después de llegar a mi hogar, recibí otra llamada de un amigo que  me dijo leyera una nota que rueda en internet donde se hace mención  de la muerte de Payano y se quiere adjudicar a su supuesta  pena por la  perdida de Minerva, en honor a la verdad, la colega murió hace ya 5  años, todos sabemos las causas porque existe una autopsia de la cual  tengo copias.

No entiendo porque traen eso a la palestra ahora, cuando la verdad es  que a Payano,  como a Melenciano, a Disraelí Guillen, a Rojas Durán,  Reginaldo Atanay, Nelson Rossi y a otros que hoy son muertos en vida  que caminan entre nosotros, ese "grupito de babosos" que se creen  mega figuras y que están por encima del bien y del mal, no les importa  la clase ni la situación de miseria que viven sus compañeros, porque  están muy atareados buscando 50 dolares, un vaso de vino, dos muslos  de pollo y en el peor de los casos una boleta para ver un show y cuando  se le aprieta las cosas,  se convierten en "putas sin paties", detras de  politicos rastreros que los tienen amarrados por el estomago en el alto  Manhattan, o recurren al chantaje para timar a empresarios nuestros.

Ralph murió de pena, de tristeza, abandonado, molido por la depresión  que está afectando a mucha gente en New York y el mundo, solo   Ricardo García y un par de personas  más tienen la ultima palabra en  ese caso, porque le dieron apoyo, alojamiento y soporte y tienen la  propiedad suficiente para dar a conocer como le veian ultimamente.

Ni Acroarte, ni el CDP NY les importa la clase, lo que les interesa es  elevar su ego, hacer bultos como el que hace unos días tambien hicieron  ante el feretro de Miguel Melenciano, al que ni siquiera le dieron el trato  que merecia y más que ir a un mortuorio fueron a politiquear y a tomar  silfie, cosa muy común entre los nuestros.

Es una pena que Ralph haya partido de forma tan violenta, al ser  impactado por un vehiculo, pero peor es querer sacar a relucir  acontecimientos para llenar espacios peliculeros cuando la realidad es  otra, Ni Acroarte ni el CDP de New York sirven, no han llenado su  cometido, no hay un concepto de lo que es gremialismo y menos  compañerismo, porque  la altanería, el ego y el complejo los arropó a  todos, desde Roberto Geronimo hasta Lissette Montolio y terminando  por el tristemente celebre Adalberto Dominguez, (el señor del cartón)

Cuando se lleve el cadaver a la funeraria si es que llega, veremos el  mismo show, un grupo de faranduleros, haciendo gala de su hipocresía  y de su fanfarronería después que el compañero no está, pero así somos,  una bandada de "aves nidifugas" con mentes de "pollos con moquillo".

Ve en paz, Ralph Payano, ya ha parado tu tristeza, tu desgano por la vida  como me manifestaste a mí  y a otros, ve en paz y perdona el maltrato  que te dimos al no asimilar tu soledad a tiempo, finalmente podrás  encontrarte con Minerva y con los demás que se nos adelantaron, pero  ya no verás más las  caras de estos "cagalitrosos" que solo se acuerdan  de Santa Barbara  cuando truena.

Hasta nuestro proximo comentario

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.