Ads Top

El sacerdote Elvin Taveras Durán ha sido condenado a 30 años de prisión por asesinar al adolescente Fernely Carrión Saviñon

OTRO CASO QUE SE HIZO JUSTICIA: Antes de estar buscando demonios en otros lugares debemos de analizar el el entorno nuestro.
Este si que era el mismo demonio y diabólico tenía la iglesia dando misas:

El sacerdote Elvin Taveras Durán ha sido condenado a 30 años de prisión por asesinar al adolescente Fernely Carrión Saviñon

Elvin Taveras Durán, dedicó una parte de su vida a la iglesia católica donde aprendió todo lo que le enseñan a quienes quieren ser sacerdotes para salvar almas.

Pasado el tiempo se consagró como sacerdote y muchas veces repitió el mandamiento divino que dice “no matarás”, pero terminó convirtiéndose en un criminal frío que asesinó con un martillo y un cuchillo de cocina a un jovencito de 16 años, con quien mantuvo una turbulenta y oculta relación homosexual.

A Taveras Durán el Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Santo Domingo Este, presidido por la magistrada Josefina Ubiera, lo condenó hoy a cumplir 30 años de prisión tras acoger como válidas un paquete de pruebas documentales, testimoniales y físicas con las que el Ministerio Público demostró  que aquel que se decía ser un “hombre de Dios”, en realidad es un tipo despiadado que le arrancó la vida a su amante varón Fernely Carrión Saviñon, quien era un monaguillo.

También deberá pagar un millón de pesos por concepto de indemnización.

Antes de escuchar el fallo, el sacerdote tuvo la oportunidad de tomar la palabra y, cuando lo hizo, le pidió perdón a la sociedad, y posiblemente esté convencido de que un día se arrepentirá “de corazón” y le pedirá lo mismo al Dios que él decía obedecer.

Mientras eso ocurre, el tribunal decidió que aquí en la tierra, Taveras Guzmán sea encerrado en la cárcel de Najayo, como otro cirminal cualquiera, durante 30 años para que cumpla la condena.

El Ministerio Público estuvo representado por los fiscales fiscales listigantes Ivette Mateo, Nelson Rodríguez y Santo Escolástico.

Mientras que Marcos Tulio Reyes, Domingo Concepción y Francisco Medranos, son los abogados que representaron a la familia de la víctima.

A lo largo de la jornada, el sacerdote escuchó uno a uno los testimonios de los peritos y los testigos que aportaron una multitud de testimonios demoledores en su contra.

Un taxista fue quien aportó a los investigadores las primeras evidencias que llevaron a estos hasta la casa curial donde Taveras Durán asesinó al monaguillo primero asestándole un golpe con un martillo en la cabeza y luego perforándole el cuerpo repetidas veces con un cuchillo de cocina.

Puede interesarle: Con esta estrategia pretendió el Arzobispado salvar de prisión al sacerdote gay

Finalmente, aquel que se presentaba como “un hijo de Dios”, tomó el cadáver de su víctima ensangrentada, lo envolvió en una manta y lo llevó a unos matorrales en el municipio de Guerra, donde lo lanzó como si fuera un paquete de basura.

El crimen fue perpetrado en agosto del 2017, en la parroquia, la Santa Cecilia, ubicada en Los Rosales, de de Santo Domingo Este.

Según quedó demostrado en el tribunal, entre el sacerdote y el monaguillo existió una relación homosexual oculta, que desembocó en un río de sangre, cuando este último habría intentado chantajearlo con la exposición pública de un vídeo comprometedor si a cambio de su silencio y discreción no le entregaba cierta cantidad de dinero.

La madre del monaguillo se lamentó de confiar en el sacerdote y permitir que este entrara a su hogar.

En distintas partes del mundo ya son corrientes las noticias de sacerdotes católicos que abusan sexualmente de niños.

Entre los abusadores sexuales hay obispos y cardenales, algunos en la sede del Vaticano.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.