Ads Top

De lo saqueado a la humillación

En estos tiempos, es frecuente ver la afrenta a la dignidad humana en la que se ha constituido la forma en cómo el gobierno, a través del Plan Social de la Presidencia, reparte raciones alimenticias por motivo navideño. Varias acusaciones son lanzadas al pueblo que lo revictimizan, porque se echa la culpa del desorden imperante en estas actividades.
Aunque se quiera disfrazar con discursos y palabras vacías que simulan “solidaridad y compromiso”, la forma desordenada, violenta y despreciable del clientelismo de estado, desdice mucho de la actitud de solidaridad y el deseo de compartir con las personas empobrecidas.
Se recuerda las múltiples personas que resultan heridas y lastimadas por la forma descaradamente indigna en que se distribuyen las raciones.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.