domingo, 19 de noviembre de 2017

Que mundo, que mundo este!. Una modelo adolescente que vendió su virginidad por unos 2 millones de dólares

Que mundo, que mundo este!. Una modelo adolescente que vendió su virginidad por unos 2 millones de dólares. Dice este es un sueño hecho realidad.
Aseguró que una estrella de Hollywood fue superada por un hombre de negocios adinerado en la subasta.

Giselle, de 19 años, puso su virginidad a la venta en el famoso sitio web de Cinderella Escorts, que alberga listados de todo el mundo.


La modelo estadounidense señaló que puso a la venta su primera experiencia de sexo para poder pagar sus aranceles e irse de viaje.

“Nunca hubiera soñado que la oferta subiría tan alto y habríamos alcanzado los 2,5 millones de euros. Este es un sueño hecho realidad”, dijo.

“Creo que la tendencia a vender tu virginidad es una forma de emancipación y estoy sorprendida con las personas que están en contra de permitir que una mujer venda su virginidad”, precisó.

“Si quiero pasar mi primera vez con alguien que no es mi primer amor, esa es mi decisión”, agregó Giselle. Se dice que el ganador es un millonario hombre de negocios de Abu Dhabi.

La adolescente añadió que vender su virginidad era su idea y que solo había usado el sitio web para que la transacción y la reunión se llevaran a cabo de manera segura. Cinderella Escorts ha dicho que estará acompañada de seguridad en la reunión.

¿QUÉ ES CINDERELLA ESCORTS?
Cinderella Escorts saltó a la atención internacional en 2016 cuando la modelo rusa Allexandra Khefren, de 18 años, vendió su virginidad a un empresario de Hong Kong por alrededor de 2 millones de dólares.

Está dirigido por el alemán de 27 años Jan Zakobielski desde su habitación en Dortmund, según el diario inglés “The Sun”.

“En nuestro sitio web encontrará un video donde chicas de todo el mundo hablan sobre las razones para vender su virginidad. Chicas de Australia, Europa, África, América del Norte y del Sur. Desde países árabes y asiáticos”, dijo portavoz del sitio.

“Esto nos muestra que el deseo de subastar una virginidad no es una excepción. Y, por otro lado, la alta puja por la subasta de Giselle nos muestra cuán alta es la demanda de vírgenes.

Empresarios de todo el mundo han estado pujando”, agregó.

Noticias Populares Las más leídas